Ayer, 23 de octubre, fue cumpleaños de este álbum que a muchos nos cambió la vida. No lo quisimos dejar pasar y lo recordamos como se debe; con infinita tristeza. Hace 22 años, Smashing Pumpkins lanzaba uno de sus mejores discos en su larga carrera. Un álbum doble que marcaría el sonido de los 90s.

Billy Corgan se aventuró en la presuntuosa misión de producir un disco con volúmenes. Acto que harían solamente las grandes bandas como en su momento fue The Wall de Pink Floyd. El reto era compaginar los dos volúmenes como si fuera uno solo.

El proceso de concepción del disco duró poco más de diez meses. Corgan compuso más de 50 cancionesy finalmente solo se grabaron 28 para este disco. El sueño del líder de la banda se logró, pues cargado de nostalgia Mellon Collie and the Infinte Sadness, pasó a ser uno de los disco más importantes de la época.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here