El hip-hop es cultura, y los directivos de la Biblioteca Pública de Artes Performáticas de Nueva York se encuentran plenamente conscientes de dicho asunto.

Recientemente, esta institución anunció la conformación de un área de archivo enfocada específicamente al hip-hop y a las tendencias de danza que se desprenden de dicha subcultura.

Un logro que se debe en gran medida al trabajo recopilatorio emprendido por Michael Holman, promotor cultural quien se dio a la tarea de reunir una gran cantidad de documentos fotográficos y audiovisuales relacionados con la cultura urbana.

Sin duda alguna, una acción que deja en claro la relevancia histórica y artística del hip-hop. [m]