En 2015 Brooke Candy se despidió de sus representativas trenzas largas de colores neón para optar por un rubio platinado más sutil, aunque su estética y propuesta visual siguieron igual de arriesgadas acompañando su característico stripper-rap. Para bien o para mal, Brooke decidió dejar esa vida atrás para tomar un sonido más electro-pop y una imagen mucho menos subida de tono y más digerible, al mismo tiempo que firmó por primera vez con la disquera RCA.

El sencillo “Happy Days”, producido por Sia, se muestra como un sueño de lo que alguna vez fue Brooke Candy, canta acerca de sobrellevar los momentos difíciles en un video de tonos pasteles, maquillaje ligero y apariencia de Barbie, es difícil creer que se trata de la misma persona que hace unos años cantaba “Live living on my pussy, all my ladies let me hear you. I’m a CEO, Dream girl, Drug Dealer. Real just like my titties you can even cop a feel-a”. Si bien en 2012 cantaba “Candy (Golosina) es mi nombre, pero no hay nada dulce en mi” en su sencillo “Das Me”, cuatro años después parece que la melcocha no le molesta y decidió aceptar su nombre por lo que es.

Sobre “Happy Days” Brooke comentó: “La canción es sobre transformaciones. Ya sean emocionales, físicas, espirituales, de relaciones. La vida se define por transformaciones y cambios. En un pasado reciente he pasado por incontables transformaciones a través de estados de ánimo y esto se ve reflejado en el cambio de estilo vocal y aproximaciones estéticas… Estoy explorando sonidos que están más pulidos y son más digeribles”.

Puedes verlo aquí: [m]