TXT: Diego Vive | FOT :: Lucía Hernández, Publimetro

Para Cafe Tacvba, no hay fronteras en su música. No importó que fueran 20 los fans que se presentaran o que el concierto se realizara en el helipuerto de la Torre Bancomer, Rubén Albarrán, Meme del Real y los hermanos Quique y Joselo Rangel demostraron una vez más que para ellos ni el cielo es el límite.

Emulando lo que alguna vez hicieran The Beatles al tocar en la azotea de un edificio, los tacvbos llevaron al extremo el concepto y dieron, a la manera pinkfloydiana, un “great gig in the sky“, a una altura total de 2,490 metros sobre el nivel de mar (sumando los de la altura del edificio y los 2,240 metros de altitud de la capital mexicana).

“El Baile y el salón” fue la canción con la que abrieron una mañana sorprendentemente soleada, despejada, que fue sobrevolada por un helicóptero del gobierno de la CDMX. Le siguieron “Las flores”, “Olita de altamar” y “Chilanga banda” en lo que fue, según la radiofusora local EXA FM, “el concierto más alto, con la banda más grande, en la torre más espectacular”.

Entonces vino “Déjate caer, y los músicos dejaron pasar la oportunidad para bailar la simpática coreografía que hicieran famosa en el videoclip grabado justo en el edificio de enfrente, la Torre Mayor.

Además se dieron el lujo de dar a conocer “Un par de lugares” -corte que formará parte de su nuevo álbum programado para salir en abril-, para finalizar con otro clásico: “Chica banda”. En palabras de Rubén Albarrán, la experiencia fue increíble, “pues prácticamente le cantamos al Popocatépetl y al Iztaccíhuatl y a toda la Ciudad de México”.