El 2015 fue un año importante para la música electrónica. En parte debido a una re-popularización de las formas y los formatos que los artistas y los sellos han utilizado durante mucho tiempo, tales como el vinilo de 12″, el cassette y el mix. Es éste ultimo el que ha logrado penetrar más profundamente en el nuevo público de la música dance debido a que se vale de la creciente popularidad de plataformas de streaming como Soundcloud, YouTube y Mixcloud para su difusión. 2015 fue el año en que empresas como Dekmantel Boiler Room se expandieron y han pasado de ser interesantes propuestas a ser referentes en curaduría y modelos de difusión de música a nivel internacional.

La serie de podcasts de Dekmantel termina este año con  la contribución de Cloudface, un productor proveniente de Vancouver que se ha desarrollado como uno de los principales exponentes del sonido ambiental, crudo y dub característico de la Columbia Británica. En su discografía se encuentran un 12″ lanzado a través del sello Mood Hut, otro en Black Opal (la sub-operación en vinilo del seminal sello Opal Tapes) y un cassette debut muy buscado por los coleccionistas titulado Wyre Drive, re-lanzado en vinilo por Going Good.

El mix de Cloudface está compuesto por material inédito, grabaciones-testigo de presentaciones en vivo y nuevas pistas realizadas exclusivamente para el podcast. El resultado: setenta y siete minutos de house revigorizante y sereno que deja ver afición por el ambient de ensueño y una especie de tributo rebajado a los sonidos del acid house. Puedes escucharlo completo debajo. [m]