Muchos artistas mexicanos hacen un gran esfuerzo para poder culminar y ejecutar sus obras de arte de buena forma, desgraciadamente en nuestro país no se tiene la cultura de apreciar un trabajo de este tipo, podemos pagar otras cosas pero para una gran parte de la sociedad el arte no sirve de nada y no lo vale, esa fue una de las grandes inquietudes que tuvieron Paola y Rubén Kuri, dos hermanos que vieron como un área de oportunidad el poder ayudar a estos artistas ha tener un crecimiento y una difusión más grande de la que puede hacerse únicamente pasando la voz. Crean ETHOS, una plataforma de gran utilidad para diseñadores mexicanos que los ayuda a difundir su talento a nivel nacional e internacional, además de que estos pueden vender sus obras.

Hace poco tuvimos una plática con ellos en la que indagamos sobre el funcionamiento de ETHOS, cómo es el apoyo hacia los artistas y la economía de nuestro país. Esto fue lo que dijeron.

¿Qué número de edición es la que acaban de tener de Ethos?

R: Acaba de pasar la tercera en Expo Bancomer Santa Fe pero realmente con ETHOS empezamos en 2009 como un proyecto mini de escuela, sin saber que se iba a convertir en nuestro proyecto de vida, somos hermanos y no pensamos que terminar trabajando juntos.

¿Y no se matan a veces?

Los dos: Sí, a veces

P: Hemos tenido la virtud que llegando a casa dejamos los problemas laborales de lado.

R: Está cañón, si te llevas esos problemas a casa pero creo que nos han pasado más cosas padres que problemas, esa energía padre la traemos también. Estamos muy contentos desde un principio, no se si fue coincidencia pero el arte comenzó a tener un impacto en los jóvenes, se volvió moda otra vez, empezó haber muchos movimientos en la calle, muchos artistas jóvenes nuevos, el arte se convirtió en algo “cool” para nuestra generación. En la Expo Bancomer ocurrió el año pasado nuestra tercer edición, ha sido un crecimiento muy considerable entre una y otra, nos da mucha satisfacción.

P: Este año nos fue increíble, superó todas las expectativas que teníamos, nos tocó en un buen momento, creo que ustedes viéndolo desde un punto de vista musical de repente es lo mismo, el tema de cómo faltaba en México cultura y apreciación, falta de espacios, dónde le puedas presentar a la gente otras cosas y que aparte sea para todos. En tema de arte, lo más importante es que ya no sólo lo encuentras en un museo, ya no es de gente con dinero ni de elite, la idea es que cada vez el arte se lleve a toda la gente que lo quiera ver y consumir. El tema del arte gráfico todavía es más marcado porque de repente una señora compra una bolsa de $70,000 pesos y le parece un precio perfecto pero ve una obra de arte en $30,000 pesos y se le hace carísimo; Ahí nuestro trabajo es tratar de cambiar esas ideologías. Nos está yendo muy bien porque hay ferias como por ejemplo, Zona Maco, les va increíble pero es arte internacional y en Ethos, nos centramos principalmente en talento 100% mexicano.

PAOLA KURI

Al público le cuesta mucho trabajo definir bien de qué se trata Zona Maco, si es una exposición, una feria de arte, una venta, un catálogo de galerías porque también se presenta cada galería con sus artistas y no sabes si realmente es ir a pasearte y echar rostro ó realmente ir a comprar arte, a consumirlo. Ustedes cómo le hacen con eso?

R: Esa parte de Zona Maco no la juzgo tanto porque apoyar el arte es un poco complicado, para lograr que las marcas estén contigo, necesitas flujo de gente, es lo que ellos quieren. Es una línea muy delgada entre que llegue mucha gente para que tú tengas los recursos para poder organizar tu evento pero también que no se sobrepase el número de personas que sólo van por la foto y que haya público interesado en los artistas, en comprar y en apoyar. Ha sido un tema complicado no pasar justo esa línea, esta edición creo que es la que más ha vendido, lo cual nos tiene muy contentos a nosotros.

P: Vendimos como el 85% de la obra, tuvo mucho que ver con la comunicación que desarrollamos para anunciar el evento y hacerle promoción, eso ayudó a que se llegará al público indicado.

R: Lo que también nosotros ofrecemos es obra accesible, no es obra cara, la mayoría de los artistas son chavos, les decimos que deben conocer los lugares en los que se estén presentando, su público y conoce en qué momento estás de tu trayectoria, entonces saben que en su mayoría es un público joven, son chavos que están empezando a cambiarse a vivir solos, quieren comprar un buen cuadro pero no se van a gastar $150,000 pesos, pero chance $20,000 sí, ó $10,000, que es un precio muy accesible. El trabajo de nuestros artistas es de excelente calidad.

P: Este año tuvimos la convergencia del público joven con público más grande, así como llegaba un chavo que se está independizando, que ya gana más, que quiere un buen cuadro para su departamento, también llegó gente grande a querer invertir en el talento nuevo, que es gran inversión porque como son artistas que va creciendo, ahorita su obra podría costar $2,000 pesos pero con el tiempo su valor incrementará. ETHOS es un súper foro para empezar tu colección y para invertir.

RUBEN KURI

Ustedes son los organizadores y dueños de todo esto, ¿de qué tamaño es su equipo?

R: Para la feria son entre 15 y 20 personas, entre nuestros curadores, el staff, los que nos ayudan armar y montar. Eso durante la feria, Ethos, la empresa sólo somos nosotros dos.

¿Cómo se enfrentan con un staff, por lo que me dicen parece un espacio muy chiquito pero es el Expo Bancomer?

R: Nos enfrentamos con no dormir (risas)

El montaje es una cosa pero la operación el mero día, necesitan mucha gente, es un espacio grande.

R: Son 240 metros cuadrados, dentro de nuestro equipo tenemos chavos como nosotros que podemos irnos cambiando de rol, la podemos hacer de vendedores, estamos en la entrada pidiendo boletos, nos vamos rotando las labores durante los días de la exposición. Nos gusta mucho estar cerca de las personas que le gusta comprar y aparte de todo, otra cosa que nosotros ofrecemos es que nuestros artistas siempre están ahí porque justo queremos motivarlos a que no va haber nadie que venda mejor su obra que ellos mismos, que se hagan una lista de clientes porque por lo general el artista está en su mundo y les falta esta parte empresarial con la que puedan vender su trabajo, tienes que seguir vendiendo para poder hacer lo que te gusta, los entrenamos un poco en ese sentido y es muy gratificante para nosotros que llegue la gente y el artista les platique su proceso creativo, eso termina siendo el factor que determina que la gente se anime a comprar la obra.

P: Los empujamos a eso por dos cosas, saben que tener una galería de por medio requiere que te absorban una cantidad importante de lo que cuesta tu trabajo, que si no vendes muy caro es mucho, primero debes hacer que te acepte la galería, por eso empezamos nosotros, es como cuando pides trabajo pero nadie te lo quiere dar porque te piden experiencia. Para el artista que está con ETHOS es una ventaja que no tenga a galería de por medio, nosotros no funcionamos como galería, el artista se lleva el cien por ciento de lo que gana, no somos intermediarios. El mundo actual es con Instagram, redes sociales y todo eso, es una interacción entre tú directamente con la gente, al público le gusta mucho llegar y que le explique el artista.

Rubén, tú que estás más en la parte de las finanzas, estás hablando de cómo está ahora el mundo, hablemos de la Ciudad de México, es un lugar que está económicamente muy volátil, suceden cosas muy locas, no hay inversión en muchos lugares, hay demasiada inversión en lugares que no tiene impacto, que no aportan, y de repente tienes una feria en dónde vendes el 80 por ciento de tu obra ¿a ti cómo te está hablando ese México, el momento que estás viviendo?

R: Para ser honestos, 2015 para nosotros fue un año muy complicado por la volatilidad de la economía mexicana, fue difícil organizar este evento, por eso estamos más orgullosos que nunca de que haya pasado, fue una lucha para sacarlo adelante, estamos contentos con los patrocinios que siguen creyendo en nosotros, eso por un lado y por otro, a tu pregunta de que se haya vendido el 80 por cierto de nuestra obra, tiene que ver que ofrecemos cosas accesibles para la gente.

Paola, tú estás metida en esta onda, el mundo del arte se está volviendo una cosa muy rara aquí en México, lleva rato sucediendo en otros países, en que la pieza de arte es una combinación entre la firma y el objeto, el artista ya tiene una gran trayectoria lo compró, si el objeto no está calificado como obra de arte, no sé si le entro o no le entro, eso ha estado des estigmatizándose en cuanto al arte producido en México, ¿La parte curatorial cómo la enfrentas, qué eligen como una pieza interesante para presentar, vender?

P: Independientemente de la subjetividad del arte, cómo defines un precio que para ti pudiera ser altísimo y para otra es insignificante. La línea en la que nos hemos basado es si hay un sentido común, la gente se siente abusada y pasa como por ejemplo el arte contemporáneo, se sienten insultados de ver un ladrillo que trajeron de algún lugar del mundo y te lo quieren enjaretar en X cantidad y para ti no deja de ser un ladrillo, en ETHOS estamos rompiendo ese tema del arte contemporáneo cien por ciento recargado en el discurso y gráficamente absurdo, por eso en la curaduría nos fijamos mucho en el tema de la técnica, que haya congruencia entre e discurso y la técnica, que lo que ves no te parezca un asalto, que sea de calidad, nos acercamos al artista en temas como disciplina, compromiso porque ya no es suficiente ser bueno y ser divo, eso no te lleva a ningún lado, el talento no funciona por sí mismo si eres una persona intratable.

Si quieres saber más sobre ETHOS, visita su página web, Facebook, Twitter e Instagram. [m]