Hace unas horas Imagine Dragons estrenó su tercer disco de estudio, Evolve, después de dos años que escuchamos el Smoke + Mirrors por primera vez.

El disco cuenta con la participación de productores como Alexa da Kid, quien ha trabajado con artistas como Rihanna Eminem; el productor neozelandés Joel Little, quien se encuentra en un punto importante de su carrera con el Melodrama de Lorde, donde fungió como productor y coescritor de algunas canciones del disco; o Mattman & Robin, quienes han trabajado con artistas como Gwen Stefani Nick Jonas.

Ya conocíamos tres canciones del disco. El primer single fue “Believer” con su potente coro, después conocimos “Thunder” y finalmente “Whatever It Takes”.

El sonido general del disco es el de un pop más oscuro de lo común. Evolve abre con “I Don´t Know Why”, una canción que podría recordarnos un poco a The Weekend en la estructura vocal. “Whatever It Takes” y “Believer” son las canciones que le siguen, ambas con un sonido característico del pop actual.

Por canciones como “Walking The Wire”, “Rise Up”, “Yesterday” y “Thunder” es que me sigo preguntando cómo es que hay gente que todavía considera a Imagine Dragons una banda de rock. ¿Alguien más escucha a Mika en algunas secciones del disco?

En “Dancing in the Dark” escuchamos una influencia mucho más originada del R&B que resulta agradable escuchar, aparte de cerrar perfectamente con un disco que por momentos puede empalagar.

Lo cierto es que Imagine Dragons es una de esas bandas que personalmente considero perfectas para disfrutarlas en concierto. Con la energía de Dan Reynolds su pop disfrazado de rock alternativo se vuelve infinitamente más genuino.

Aquí el nuevo disco de Imagine Dragons:

TXT:: Sebastian Blendl

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here