Entrevista por:: Vicente Jáuregui

Norbert Duke es la mente maestra detrás de Forecast In Rome, un proyecto que ronda el cuadrante del future R&B, el trap y cierto halo cyber punk. Hay una intención cosmopolita que permea en este proyecto, de manera que su música funciona para un clima mediterráneo como para un ventanal islandés. Con el sufijo “post” en su ADN, su música ofrece tonalidades azules y abstractas, con un minimalismo que añade elegancia a las melodías, en ocasiones cantadas en inglés y de repente en español, siempre bajo un influjo dark-wave que hechiza a la primera escucha. Para grabar Landscapes, Pablo Mendía (Minor Shadows), se sumó al proyecto para conformar una dupla sonora que retoma ciertos sonidos para darles un sentido contemporáneo a la ecuación.

 

¿Cómo estás? Justo ayer leía una entrevista donde dices que compones todo en la guitarra acústica, lo cual es todo una revelación porque de el sonido abstracto de Forecast In Rome, es difícil imaginarse esa raíz acústica.

Norbert Duke: Compuse las canciones en la guitarra acústica porque inicialmente eran para otro proyecto de folk que tenía antes, se llamaba Norbert Duke. Al final, ya no seguí por ese camino pero decidí conservarlas. Más tarde las comencé a producir y al final me di cuenta que no tenían guitarra. Decidí que sonaban bien y se quedaron sin guitarra.

 

Wow, diste un giro de 360 grados, del folk a este proyecto. ¿Cómo te surge la necesidad de cambiar?

Siempre he tenido esta cuestión de cambiar. De hecho, el primer disco de Forecast In Rome es muy transparente, bastante minimalista. Ahora el segundo tiene muchas secuencias, es más pesado, tiene otro sentido. El cambio repentino es porque ya tenía como 3 años tocando folk y de repente me di cuenta que ya necesitaba ese cambio. Todo se fue dando solito, cuando salió el nombre de Forecast In Rome, ya las canciones de antes no funcionaban acá, opté por descartar todo y seguir por este camino.

 

También incluiste a Pablo Mendía en la alineación para el segundo disco titulado Landscapes.

Sí, se volvió más ruidoso e improvisación (ríe).

 

¿Cómo conociste a Pablo?

Cuando inicié el proyecto yo sabía que agregaría más gente, pero en ese entonces no conocía a Pablo. La primera vez que toqué con Forecast In Rome, alterné con Minor Shadows y me gustó mucho. Ese día cotorreamos, nos caímos chido. Quedamos en que le cayera a la casa, fue y jameamos, estuvo muy chido. Sin darme cuenta de repente ya estábamos haciendo composiciones y le dije “oye, ¿no quieres tocar en el proyecto?”. Me dijo que sí. Ya viéndolo en retrospectiva ahora sé que es la persona perfecta porque además de que nos llevamos súper chido, es alguien súper talentoso y tiene una visión muy clara de lo que hacemos. Fue todo muy visceral, muy raro, pero me gusta que haya sido así.

 

¿Por qué decidiste dejar Guadalajara? Ahora siento que hay una escena emergente muy fuerte, con bandas como Pumcayó, Baltazar, etc…

Cuando yo tocaba folk en Guadalajara, me acuerdo que era muy difícil encontrar lugares para presentar lo que yo hacía. Hay muchos lugares, pero pocos que acepten presentar ondas de folk. Ahora ya se volvió más una tendencia. Pero entonces era muy raro. Ya cuando me vine a vivir al DF comenzó la oleada del folk.

 

¿Cómo te influye el haber tocado folk para desarrollar un proyecto de música electrónica? ¿Qué influencias tienes en el folk y cuales para lo que haces ahora?

Lo padre de haber tocado folk es que te concentras mucho en la melodía, la armonía, en el esqueleto de la rola. Así, cuando haces algo electrónico es mucho más fácil. De folk me gusta mucho Nick Drake, pero no sé qué disco escogería, Jeff Buckley, que no es necesariamente folk pero tienen muchos elementos, Violeta Parra y Gustavo Santaolalla, sobre todo un disco que se llama Ronroco, mete ondas de jazz con folk, está muy bueno. José González también me gusta mucho.

 

¿Actualmente qué escuchas?

Cosas de paper wave, trapvoid y electrónica ambient. De paper wave me gusta mucho Infinity Frequencies (cualquier disco) y Blanc Banshee (el primer disco), son gente que hace como 5 discos al año y está luego difícil escuchar todo. De R&B estoy escuchando mucho, una chava que se llama Abra, es de Atlanta. También Tommy Genesis estoy escuchando bastante.

 

Al final, lo que hacen no es electrónica en un sentido purista, no es para incendiar la pista de baile, es algo más introspectivo, para escuchar.

Sí, ha resultado bien, pero para mucha gente es raro porque como no somos para bailar, se sacan de onda. No tiene el beat para la pista de baile y entonces no lo pueden catalogar tan fácil. Lo padre es que podemos tocar en más lados, con audiencias que escuchen música con letras conectamos bien. También tocamos en un showcase del NRMAL, con puros proyectos de electrónica y estuvo chido.

 

¿Cómo se te da la dualidad idiomática, el escribir en inglés y español?

Sí, yo intento escribir más en español pero la verdad me es difícil, sobre todo porque tengo esta idea de no usar palabras tan obvias, como decir “te amo”. Aunque en inglés también es muy fácil caer en obviedades.

 

¿Cómo percibes las escenas del DF? Acá hay gente que asegura que no hay escena…

(Risas) Nombre, hay un montón y todas están mezcladas, lo cual es muy padre. A parte de que vengo de fuera, me ha contado gente de la escena que es increíble cómo las bandas se echan la mano, no por hacer RP, sino porque hay afinidad en la música. Me dicen que antes todo mundo hablaba mal de todos, ahora no. En Guadalajara sí hay una escena, había colectivos pero eran muy herméticos.

 

¿A quién quieres ver del cartel del Festival Marvin 2016?

Quiero ver a ESG, ellas me laten bastante; Affer, que ya los he visto muchas veces, pero no me canso. A Nelson y los Filisteos, tengo muchas ganas, Alonso el vocalista es también de Guadalajara, pero por alguna razón nunca he podido verlos. Al final de cuentas quiero ir al Festival Marvin a escuchar gente que no conozco, a dejarme llevar, de eso se trata.

 

No te pierdas el show de Forecast in Rome el próximo 21 de mayo en #FestivalMarvin. Consigue tus boletos a través de Boletia, La Roma Records, Common People, Universidad de la ComunicaciónDiscos Mono o Music Box.