El Festival Glastonbury ha convertido el escenario piramidal de este año en un glorioso homenaje al difunto David Bowie, quien a principios de 2016 nos sorprendió con su repentino fallecimiento a los 69 años de edad.

El escenario está decorado con el icónico símbolo de un rayo de luz, representativo de su álbum Aladdin Sane editado en 1973, y da seguimiento al evento de ‘Glastonbowie’ celebrado ayer por la noche en donde cientos de fans se reunieron para hacer un ‘singalong’ masivo de Bowie.

Joe Rush, el escultor detrás de este glorioso homenaje, también fabricó una estatua de Prince para adornar el área de estacionamiento del escenario. Rush también homenajeó a Lemmy de Motörhead con una escultura de ‘Ace of Spades’ ubicada en el otro escenario. [m]