En Palm Beach, Florida, hay un pequeño poblado llamado Jupiter. Sólo de Jupiter (o jugando con el nombre, Júpiter) es que podía salir un proyecto musical de pop experimental como Sur Back, destello musical que brota de la imaginación de la ex bailarina Caroline Sans.

Por principio, Sans inventó el nombre a partir de un fenómeno natural llamado “rayo verde”, descubierto por el explorador Sir George Back en el ártico -fenómeno que filosóficamente se asocia con una epifanía en la que los pensamientos propios y los de la gente al rededor se vuelven completamente comprendidos-. El “Sir” lo intercambió por el vocablo turco “Sur” que significa “dirigir”, invitando a que el escucha dirija sus propias epifanías a través de su música.

En cuanto a la música, interpretada, grabada y producida en su totalidad por la propia Caroline, recuerda, sí, al minucioso trabajo de producción de Meghan Remy de U.S. Girls, por el uso de sampleos y bricolage sónico, a diferencia de que Caroline no parte de la nostalgia americana estilo Badalamenti, sino del dream pop, un poco más pariente de chapas como la de St. Vincent.

sur back

Hoy está disponible ya su EP debut Kitsch: cuatro temas nuevos de los que echaremos de menos el sencillo “Jane Eyre” y el cover a New Order “The Age of Consent”, pero que nos compensa con la inclusión de la versión remasterizada de “Trophy Daughter” y tres cortes más genuinamente exquisitos. Si esto presenta Sur Back en su debut, no sólo nos comprueba que sí hay vida después de U.S. Girls, sino que esta chica de Júpiter nos deja en un estado de gran expectación por todas las epifanías que pueda encerrar para nuestras cabecitas locas en formato LP.

Síguele la pista en su fanpage y sus perfiles de Twitter e Instagram.