Recientemente Jack Black habló sobre el ridículo, o mejor dicho por él, el fiasco de presentación que tuvo durante el tributo a Elliott Smith en el 2013 en Los Ángeles.

El actor fue considerado para participar en dicho evento con la interpretación de la canción “Say Yes”, mismo que estuvo preparando por mucho tiempo. Ya estando en el evento llegó el turno de subir al escenario para cantarla. Jack comenzó a cantar y en una parte se quedó pasmado y se le olvido lo que seguía, pidió perdón a la audiencia diciendo que volvería a empezar la canción. Esto sucedió ocho veces a causa del nerviosismo que tenía el actor frente a la audiencia. En el público había familia de Elliott Smith y pensaba era un evento en el que tenía que quedar bien ya que era como un servicio memorial. Fue hasta el noveno intento cuando pudo acordarse y terminar bien la canción, todos en el lugar aplaudieron.

Mira al actor platicar sobre el bochornoso momento a continuación. [m]