TXT:: Jaime Acosta 

Alejandro Ghersi.

Abril 1990.

Caracas, Venezuela.

Daba inicio la década de los noventa. La recién creada Telecentro tiene a todo mundo absorto frente al televisor. No podían terminar de digerir la muerte de Baudillo Díaz, menos de esa manera tan poco poética en la que le llegó. Corría el rumor de que la esposa del famoso banquero Ghersi había dado a luz a una extraña criatura que estaba muy lejos de poder ser llamada humano. Sin embargo, era imposible siquiera tratar de mirar por alguna rendija en aquella casa, que más bien tenía ya la apariencia de un búnker.

Ya no podían sopórtalo más. Mil noventa y cinco días de encierro, acoso y sufrimiento. La joven pareja decide trasladarse a Darien, Connecticut; allí nadie haría preguntas de la extraña apariencia de su vástago. Transcurrieron nueve años en aquella casa en medio del bosque y el pequeño Alejandro, como solían llamarlo sus padres, creció dentro de una burbuja, jugando Nintendo en el sótano. Era tiempo de regresar al país que lo vio nacer pero que nunca lo aceptó como suyo.

Ahora todo el panorama lucía bastante bizarro. Todos tenían miedo, hasta el país había cambiado su nombre. Las personas se escondían tras los barrotes de hierro que aseguraban sus departamentos, los niños jugaban bajo la vigilancia eterna de sus guardaespaldas, los autos blindados escapaban de alguna bala perdida. Arca, como ahora le decían sus compañeros, se desplazaba dentro de una burbuja que le daba una apariencia un poco más humana. De su casa a la escuela privada, de la escuela a clases de piano y de regreso a su hogar, siempre en una especie de loop interminable. En aquellos viajes cíclicos fue donde conoció a personajes como las chicas plásticas Spice, al hijo de Marylin Monroe y Charles Manson, una máquina perfecta marca NIN y un alien llamado Autechre; sus únicos amigos verdaderos.

[mvn-descanso altura=”100%”]Screen Shot 2015-11-26 at 11.05.06 AM[/mvn-descanso]

 

 

Nuuro.

All Clear (Soundsister, 2006)

The Reddest Ruby (Self-released, 2009)

 

Xen, como le gustaba llamarse a sí mismo, había llegado a la adolescencia con la inquietud de crear sonidos que le ayudaran a comunicarse de mejor manera con el mundo exterior, aquel que tanto le aterraba. Nuuro fue su primer cómplice, un error que se anidaba en su cerebro y reproducía ruidos indescifrables en los que emergía, algunas veces, una voz misteriosa. Ahora las personas ya lo volteaban a ver e incluso se acercaban a unos pasos de la burbuja. Durante este lapso de efervescencia, la Universidad de Nueva York lo investigaba muy de cerca de través de su Escuela de Artes y Ciencias.

 

Arca.

Baron Libre (UNO, 2012)

Stretch 1 (UNO, 2012)

Stretch 2 (UNO, 2012)

&&&&& (Hippos in Tanks, 2013)

Screen Shot 2015-11-26 at 11.14.56 AM

Las interferencias que se colaban en el cerebro de Arca, producidas por aquellas investigaciones y el bullicio de las multitudes a su alrededor, provocaron que su mente se estirara hasta el punto de generar pequeñas explosiones. Fueron tres las que lograron colarse al exterior. La empresa de espionaje UNO NYC las recopiló y clasificó como Baron Libre, Stretch 1 y Stretch 2. Sabiéndose vigilado y temiendo su pronta captura y aniquilación, Alejandro emitió un sonido codificado de 25 minutos para lograr reunir un pequeño ejército: &&&&&.

 

Kanye West.

Yeezus (Roc-A-Fella Records, 2013)

 Screen Shot 2015-11-26 at 11.42.20 AM

FKA Twigs.

EP2 (Young Turks Records, 2013)

LP1 (Young Turks Records, 2014)

Screen Shot 2015-11-26 at 11.43.18 AM

 

Arca.

Xen (Mute, 2014)

Screen Shot 2015-11-26 at 11.17.22 AM

Con un ejercito de hipopótamos montados en tanques de guerra, acudieron al llamado “la antes conocida como Twigs” y “el odiado Yeezy”. Sin embargo, lejos de ahuyentar a la gente o parar las investigaciones, el asedio se agravó a niveles insospechados. No había alternativa. Arca decidió autoexiliarse durante seis largos meses a las afueras de la ciudad. Durante todo este tiempo solo emitía gemidos acompañados de figuras femeninas espectrales. La burbuja ya se había transformado en una especie de fémina masculina cuando Xen decidió regresar. Se le veía vagar por las calles sin rumbo fijo, metido en sus pensamientos y proyectando desde su cerebro imágenes y sonidos tan repulsivamente encantadores que causaban una atracción repugnante.

 

Björk.

Vulnicura (One Little Indian Records, 2015)

Screen Shot 2015-11-26 at 11.44.48 AM

Hasta que un buen día, desde tierras muy lejanas, arribó una figura muy peculiar. Una danzante oscura de apariencia alienígena llamada Tappi Tikarrass. Inmediatamente, Arca supo que allí encontraría esa energía sanadora que tanto buscaba, sabía que los diálogos en su cabeza y corazón serían complementados y todas las heridas sanadas. Conforme el tiempo de convivencia entre estos dos seres hipnóticos avanzaba, la forma en que existían el uno en el otro se reflejaba de manera más humana al exterior. Casi sin darse cuenta, Xen estaba listo para la mutación definitiva. Con una dosis elevada de sensualidad exaltada, se dispuso a seguir la ruta para escapar de aquella rigidez que lo tenía atrapado.

 

Arca.

Mutant (Mute, 2015)

Screen Shot 2015-11-26 at 11.15.33 AMArca se eleva por sobre la burbuja como una masa humanoide roja. Sus ojos blancos irradian una luz blanca incandescente (Alive). El cerebro comienza a desarrollarse a ambos lados de su cabeza, saliendo por sus oídos en forma de dos extensiones de consistencia plasmática negra (Mutant). La multitud, que se empieza a congregar a su alrededor, queda boquiabierta. De aquellas dos extensiones salen disparados, uno tras otro, todo tipo de sintetizadores; los cuales se van acomodando en diversas posiciones en torno al mutante (Vanity). Junto con el rugido que provocaba su transformación (Sinner), ahora las máquinas expulsan luces en todas direcciones apuntando directamente sobre las personas. Los sonidos que emiten son dulces pero rebeldes, no se conforman con una línea melódica, creando nuevas estructuras independientes en sí mismas (Front Load). Al atinar sobre su objetivo, producen un estruendo caóticamente maligno que hace estallar en mil pedazos aquellos cuerpos (EN). Se respira una especie de ansiedad sanadora, de maldad bondadosa. Ya todos se han salvado perdidamente (Peonies).

~~~

El mutante está más vivo que nunca, destella un rojo vanidoso que invita a pecar. Te guía con serpientes hacia una rabia cortante que sale expulsada de tus entrañas entonando las notas de un himno gratificante. Ya no es hombre ni mujer, se ha desarrollado al grado de parecer una peonía con una voz ultra suave que sirve de arma cuando la mente pretende atacarse a sí misma. [m]