Ayer durante el transcurso del día surgió material audiovisual de Adele confesando a su público la verdad acerca de varios rumores, incluyendo su presunto embarazo y una invitación por parte del Super Bowl para tocar en el show de medio tiempo.

Durante la confesión pública que la cantante británica ofreció a su público en el Staples Center de Los Angeles, aclaró que recibió una invitación para tocar en el show medio tiempo del Super Bowl, misma que no aceptó pues “ese show no se trata sobre la música”. Otra de sus razones de peso para no aceptar la invitación fue que “no baila ni nada por el estilo”, aludiendo al tipo de show que el Super Bowl requiere para cautivar a su público.

Ahora, la NFL y el patrocinador del show de medio tiempo, Pepsi, han expedido una declaración en la cual afirman no haber ofrecido a Adele tocar el concierto.

“La NFL Pepsi son grandes fans de Adele. Tuvimos conversaciones con varios artistas acerca del Pepsi Super Bowl Halftime Show. No obstante, hasta este momento no hemos extendido una invitación formal a Adele o nadie más. Estamos enfocados en que juntos organicemos un show fantástico para Houston y esperamos pronto revelar los detalles en un buen momento”.

El año pasado el show de medio tiempo albergó un super mash-up cortesía de Beyoncé, Mark Ronson, Bruno Mars, y Coldplay. ¿Qué nos espera en la próxima edición del Super Bowl? [m]