Tras una serie de escandalosas semanas propiciadas en buena medida por la muerte del icónico cantante británico David Bowie, el difunto músico inglés fue cremado y ahora se ha anunciado que sus cenizas serán esparcidas en la isla de Bali en Indonesia mediante una ceremonia Busdista.

Por otro lado, también se revelaron los detalles que conciernen al testamento de Bowie, mismo que repartió una fortuna estimada de $100 millones de dólares a familiares y amigos cercanos.

De acuerdo con el periódico The Guardian, su viuda Iman Abdulmajid Jones recibió su propiedad en SoHo junto con la mitad de su fortuna. Por otro lado, un 25% se repartió a su hijo Duncan Jones y el otro 25 a su hija Alexandria Zahra Jones (quien también heredó su casa de montaña en Ulster County, New York).

Por si fuera poco, el aclamado músico inglés dejó a su asistente personal Corinne Schwab (conocida como Coco) una suma de $2 millones de dólares y sus acciones de Opossum Inc. Otro millón de dólares fue dirigido a Marion Skene, la antigua nana de su hijo.

Así parece concluir el largo luto a Bowie, quien murió el pasado 10 de enero tras una larga lucha contra el cáncer. Descansa en paz, David. [m]