#SangreDeMetal por Luis Jasso

Y aquella noche canté con los Scorpions. Era su primera vez en México y junto con Iron Maiden y Black Sabbath, que habían venido un poco antes, era de los primeros sueños hechos realidad, cobijados por el domo del Palacio de los Deportes. Un año más tarde mi voz se escuchó en CD. Bueno, hay que aceptarlo, la mía y la de unos15 mil más porque algunos temas del en vivo “Live Bites” se grabaron en esas dos noches mágicas en la capital. En retrospectiva, las canciones escogidas para aquellos conciertos reflejaban que los alemanes no estaban en su mejor momento (¿habrá quien considere el “Face the Heat” como imperdible?), aunque entre aquellas que para entonces eran nuevas y los clásicos, la emoción fue a tope.

En la secundaria –siempre en la secundaria, hay estudios que dicen que el adolescente de 12-13 años desarrolla y establece su gusto musical real a esa edad- el Blackout era un disco de esos que acompañaba toda reunión, y ya para entrar a la prepa lo era el Love at First Sting. Mucho del material de esos dos discos dio vida al que en mi caso era el vinil que materializaba lo que quería experimentar alguna vez en mi vida, un concierto de metal con todo mundo cantando. Pasaría casi una década para que eso sucediera con temas como “Blackout”, “Still loving you”, “Holiday” (con todo y lágrima de emoción por revivir en mi propio país lo que sonaba en ese World Wide Live), “No one like you” o “Coming Home”.

Eran tiempos en que los amigos salíamos en un Maverick café a buscar pleito en un depósito de camiones de la Ruta 100, que llevábamos una grabadora enorme, de pilas, con casetes grabados con nuestras canciones favoritas, entre las que siempre estaban algunas de los Scorpions. Eran tiempos (ya más en la prepa) en que comprábamos una charanda para aclarar la garganta y llevábamos serenata a nuestras mamás, entonces en un vocho azul con manchas de oxidación al que llamábamos “el pecas”. Ah claro, la serenata incluía “No one like you” porque para nosotros, en nuestra inocencia pre internet, “Ninguna como tú” era algo bonito que le podías cantar a tu mamá, no sabíamos que era más bien una rola –y una banda, para ese efecto- con bastante carga sexual. Benditos tiempos de la incorrección política.

También eran tiempos en los que la información sobre bandas –al igual que la referente a los primeros encuentros sexuales, por ejemplo- llegaba de boca de los amigos, de hermanos y primos mayores y, ocasionalmente, de revistas como Hit Parader, Creem, Rock Pop o Sonido. Por esa razón había muchos mitos –varios crecimos convencidos de las historias de que Kiss pisaba pollitos en el escenario-, mucha imaginación y poca certeza. Hoy seguramente todos dirían que lo supieron el mismo día que sucedió, pero la verdad es que pocos estaban enterados de que Klaus Meine había perdido la voz previo a las grabaciones de “Blackout” y que los demos para los temas del disco los había grabado Don Dokken. Menos eran los que sabían que el sujeto en la portada de ese disco era, en primer lugar, un dibujo, y en segundo lugar un autorretrato del artista Gottfried Helnwein. Además, que Rudolf Schenker saliera en el video de “No one like you” con las vendas, los tenedores y el bigote ayudaba más a perpetuar la idea de que la portada era una foto suya.

En la CDMX, los Scorpions son de los pocos grupos que han pisado todos los escenarios grandes: Palacio de los Deportes, Auditorio Nacional, Foro Sol, Arena Ciudad de México y de los poquísimos con ese nombre que se han aventurado más allá del trío CDMX, Guadalajara y Monterrey con visitas a ciudades como Hermosillo, Chihuahua, Querétaro, León y Puebla.

Scorpions, la banda de la cual salieron Michael Schenker y Uli Jon Roth y que hoy tiene de baterista al maravilloso Micky Dee (ex Motorhead y King Diamond) regresa a México en ese cartel de ensueño del Hell and Heaven Fest y trae de bagaje nada más 52 años de rockear como un huracán, 18 discos de estudio y una carrera exitosa y envidiable que tristemente se acerca a su fin.

Hell and Heaven Fest

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here