TXT :: alias Ricardo Miranda | @aliasRmiranda

Yo no tenía ninguna referencia de Marco Julio Robles cuando me cayó en la mano Diario camaleón. El texto de la contraportada, escrito por Ana García Bergua, hablaba de un acucioso observador, de atmósferas parecidas a las de Raymond Carver e Inés Arredondo. Decía también que en este libro el lector se encuentra una nueva voz que domina su herramienta.

Y sí, por una vez parece que el texto de la contraportada tenía razón y que además la persona que lo escribió sí se leyó el libro. Marco Julio tiene un estilo personal claramente distinguible y muchas veces eso se debe a detalles muy sutiles en los que sería fácil no reparar conscientemente, pero que sin duda contribuyen a los ambientes generales. Uno de estos detalles es la ausencia de anglicismos, neologismos o de las frases hechas que muchos otros escritores parecen estar adoptando de la televisión sin reparos (frases tipo “es un mundo difícil ahí afuera”) y que hacen que en algunos textos los protagonistas hablen como en los doblajes de las películas de camión.

Otra sutileza del estilo de MJR está relacionada con la denominación de origen. Los cuentos de Diario camaleón evidentemente están siendo contados por un mexicano, pero no parecen otro intento más por volver a escribir los cuentos de Juan José Arreola o de Francisco Rojas, ni recurren a la coloquialidad moderna que, debido al poder mediático de México en la región, resulta tan fácilmente exportable. MJR parece tener claro que no es necesario agarrar al lector a mexicanadas para ser mexicano y esto, que podría parecer tan obvio, es un balance que otros escritores del país no parecen haber encontrado.

marco julio robles

Otra cosa que destaca es que, salvo unos pocos elementos que aparecen en distintas formas, cada cuento parece escrito en un ámbito propio y con un tratamiento distinto. Tanto, que si Diario camaleón se publicara como antología, probablemente poca gente pondría en duda que fue escrito por varias personas. Esta por supuesto es sólo una característica, no un sinónimo de calidad, pero sirve como referencia para decir que MJR es de los escritores que buscan contar cada historia en sus propios términos, en contraposición a los escritores que tienen un estilo propio e innegociable y lo usan en todo lo que escriben.

Diario camaleón tiene 9 cuentos en 83 páginas. Los temas que aborda pasan por la peculiar violencia de México en estos años, las relaciones románticas entre hombres, la maternidad/paternidad en las parejas modernas, las idiosincrasias de ciertos activismos, varios aspectos de la definición -propia y social- del género y, recurrentemente, la relación con la madre del protagonista. Si tuviera que elegir una sola palabra para describir el estilo de Marco Julio Robles probablemente, como ya se dijo -poco sutilmente- en el texto, sería sutileza.

Diario camaleón fue publicado por Textofilia y se puede comprar en la página de la editorial.