El primer par de Levi’s que tuve en mi vida, fueron obsequio de mi padre quien era un amante empedernido de los clásicos Levi’s 501, cuando me los entregó sólo dijo ‘estos te durarán más que todos tus otros pantalones juntos’, y así fue, los tuve hasta que el botón ya no cerraba en mis adolescentes caderas por más que sumiera la panza. Todos tenemos una historia con nuestros Levi’s favoritos, desde aquel viaje de mochilazo que hiciste con el mismo par de Levi’s 501 durante un mes, hasta ese par que se desgarraron durante un concierto brutal, cuestión que te hizo amarlos aún más. Parchados, rasgados o doblados, Levi’s nos ha acompañado en los mejores momentos y son el eje central de grandes historias.

Historias como la de Ely Guerra, quien nos cuenta a través de la campaña Live In Levi’s desde su formación a temprana edad hasta el futuro de su carrera. La cantante confiesa haber comenzado como una atleta, desde niña iba al ballet y a natación, pero fue a los 9 años que escribió su primer canción, con instrumento, voz, armonía y melodías; el deporte le dio disciplina, una que dice no existe en el rock.

Ely desde esa época disfrutaba de la comodidad de los overoles y la mezclilla con la que la vestía su mamá “era una indumentaria que me permitía jugar y hacer raspados de limón”. Actualmente se encuentra dando el primer paso para una nueva etapa en su creación artística, su primer disco en solitario, sin compañía, trabajando en su estudio con la libertad que esto conlleva,  una libertad que le brinda vivir en sus Levi’s.

Mira el video completo aquí: [m]