Por Toño Quintanar

 

Pocas cintas logran llevar al espectador hacia una serie de sensaciones tan desgarradoramente contradictorias y desalentadoras como esta cinta con la cual Lars von Trier marcó para siempre al mundo del Séptimo Arte.

Protagonizada por una Björk quien se convierte en el salvoconducto ultra-sensible por medio del cual el arte aflora inconteniblemente, Dancer in the Dark (2000) se destaca como un experimento narrativo verdaderamente provocador y estrujante.

A continuación, te ofrecemos diez datos acerca de esta cinta [m]

 

Lars von Trier aseguró que, cada mañana durante el rodaje, Björk se le acercaba para decirle: “Señor von Trier, es usted despreciable”.

Para evitar las dificultades causadas por los lentes que debió de utilizar a lo largo del rodaje, Björk usaba lentes de contacto con una medida que neutralizaba el aumento de los anteojos.

En una ocasión, Björk se ausentó del set sin previo aviso. Nadie sabía dónde estaba. La filmación tuvo que suspenderse por tres días hasta que la cantante se dignó a regresar.

El set que se usó como prisión también fue usado como escenario para una cinta porno titulada Pink Prison (1999).

El papel de Cathy, la amiga de Selma, fue pensado inicialmente para una actriz afroamericana. El guión se cambió a última hora para que Catherine Denueve pudiera desempeñar el rol.

A pesar de que la narración transcurre en Washington, la cinta realmente fue rodada en Suecia.

Al inicio de Fear and Loathing in Las Vegas (1998), puede escucharse el tema “My Favorite Things”. Justo cuando suena dicha canción, aparece un letrero que reza: “Selma”.

Aquí puedes escuchar la canción:

A pesar de que esta cinta se considera un musical; la primera escena de baile aparece hasta el minuto 40.

En la escena en la que los trabajadores abandonan la fábrica; casi al principio de la cinta, puede verse a una pareja acompañada de sus dos hijos. La mujer y los niños son la esposa e hijos de Lars von Trier.

Originalmente, Lars von Trier quería bautizar al largometraje como Tap. Supuestamente, los protagonistas debían de bailar tap durante las secuencias. Los coreógrafos le aseguraron al director que sería imposible instruir a los actores en un baile tan complejo como es el tap durante un lapso tan breve de tiempo.