Por: Toño Quintanar

Representando el debut del multifacético director Tony Scott, The Hunger (1983) es un filme que se volvió inmediata pieza de culto dentro del submundo gótico.

Mediante una reinterpretación sofisticada y cautivadora del mito del vampiro, esta obra nos ofrece una gama estilística y narrativa que inauguraría toda una escuela en el cine de terror; misma que, hasta hoy en día, continúa resaltando por su fuerza iconográfica.

A continuación, te ofrecemos diez datos de esta sensacional producción:

-David Bowie realmente aprendió a tocar el chelo para sus escenas musicales.

-Con el fin de hacer que su voz se hiciera notablemente carrasposa para sus escenas como viejo, Bowie se paraba todas las noches en el Puente George Washington para gritar canciones de punk rock.

-Tony Scott decidió incluir al grupo Bauhaus en la cinta después de descubrirlos en un club de Londres.

-Aquí puedes ver el inicio de la cinta:

-En una entrevista para The Daily Beast, Susan Sarandon confesó haber sostenido un romance con Bowie durante el rodaje de la cinta.

-A pesar de que la historia se desarrolla en Nueva York, la mayoría de la cinta fue rodada en Londres.

-En el 2009, Warner Bros anunció la realización de un remake de la cinta; tristemente, el proyecto se quedó en el cajón.

-Louis Whitley Strieber, novelista escritor del libro original, creó dos secuelas de The Hunger. Ninguna fue adaptada a la pantalla grande.

-La palabra “vampiro” nunca es mencionada a lo largo de la cinta.

-El estudio pidió que se alterara el final original para poder lanzar futuras secuelas de la cinta. Sin embargo, ninguna continuación fue realizada.

-El envejecimiento prematuro que sufre David Bowie durante la cinta está inspirado en el argumento de El Retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde.