TXT: Toño Quintanar

Durante las últimas décadas, el cine de terror se ha sumido en una decadencia cada vez más evidente la cual ha sido procurada por una industria que se desentiende de la esencia orgánica del género de lo siniestro para presentarnos producciones tristemente sosas y carentes de imaginación.

Afortunadamente, en el 2015, un novel director (Robert Eggers) se propuso contrarrestar dicho asunto a través de The Witch, ópera prima la cual, valiéndose de un esteticismo deslumbrante y de una aproximación antropológica sumamente profunda, logró ensamblar un discurso desbocadamente transgresor.

A continuación, te ofrecemos diez datos acerca de este magistral filme.[m]

-La cinta fue rodada, mayormente, con luz natural.

-El filme está basado en la histeria surgida en la Nueva Inglaterra colonial a causa de los supuestos casos de brujería que, 62 años más tarde, desembocarían en la infame Casería de Brujas de Salem.

-Se había planeado que Black Phillip interviniera en un mayor número de escenas; sin embargo, la cabra utilizada durante el rodaje no estaba lo suficientemente entrenada.

-Buena parte de los diálogos de la cinta están inspirados en escritos de la época colonial.

-La cinta fue rodada en 25 días.

-El director Robert Eggers dejó ciertas pistas a lo largo de la escenografía las cuales podrían dar una explicación racional a los eventos “fantásticos” acaecidos en la cinta. Ejemplo de esto es el aspecto extraño que se observa en el maíz de la granja, mismo que es producido por el cornezuelo, un conocido hongo alucinógeno.

Stephen King aseguró en cierta ocasión que The Witch lo dejó verdaderamente perturbado.

-En múltiples ocasiones, se le preguntó al director Robert Eggers si el set de la cinta tuvo alguna clase de “visita sobrenatural”. El director aseguró que no hubo ningún evento extraño durante el rodaje.

-La Iglesia Satánica se mostró sumamente entusiasmada con el estreno de la cinta, ya que dicha organización aseguró que The Witch es un filme el cual reabre un debate sumamente necesario con respecto a la religión y a la figura del diablo.

-El lenguaje que las brujas murmuran en la cinta es enoquiano.