Perry Farrell no sólo es mundialmente reconocido por haber fundado una de las bandas más incendiarias dentro de la historia del rock (Jane’s Addiction); sino también por haber participado activamente en la conformación de ese fenómeno masivo llamado Lollapalooza.

Recientemente, esta leyenda de la música causó cierta controversia al afirmar que se encuentra molesto por la importancia que los artistas de EMD (Electronic Music Dance) han ganado en las últimas ediciones del festival.

El intérprete de temas como Three Days aseguró que este género le hace “querer vomitar”; ya que los DJ’s actuales se han encargado de despojar a la música house de toda su esencia original.

El vocalista aseguró que él es un amante de la música house de antaño y que su nuevo proyecto tendrá como principal misión “rescatar” a este estilo sonoro de las garras de los artistas modernos. [m]