No es ninguna sorpresa que Justin Bieber tenga la actitud de un pelele, en toda la extensión de la palabra, por lo que sus rabietas y actitudes de pseudo rockstar con cara bonita nos tienen bastante sin cuidado. Hasta que decidió vacacionar en la Riviera Maya y visitar Tulum con sus amigos, pues el canadiense al parecer pensó que su “estatus” le daba el derecho de traer su actitud y malos modales a tierra Maya.

Según reporta Animal Político, el “personal que vigila la zona arequeológica de Tulúm solicitó la salida del cantante por una serie de incidentes”. Por su parte Adriana Velázquez Morlett, delegada del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) “señaló que personal del lugar pidió al artista y a sus acompañantes salir del lugar, tras provocar problemas en uno de los edificios”.

No se sabe con exactitud que pasó en la zona arqueológica pero según el reporte elaborado por los elementos de seguridad del lugar, decidieron sacarlo por “hacer desmanes”, pero los problemas comenzaron cuando se le impidió a Bieber ingresar con una cerveza en la mano. Según testigos el cantante fue expulsado después de subirse a ruina y tomarse una foto mostrando el trasero, al pedirle la salida presuntamente amenazó e insultó a autoridades del INAH por lo que se pidió el apoyo de la Gendarmería, aunque no fue necesaria su intervención.

Y aquí el video de cuando salió de Tulum escoltado por elementos del INAH, gracias YouTube. [m]