El transporte público es nuestra tercera casa. Lugar de extraños escenarios y surreales personajes; una perfecta metáfora sobre el ser humano y su incomodidad a la cercanía con otros seres humanos… A pesar de sus miles de contras, es por hoy la perfecta forma de transporte para llegar a cualquier lugar en esta caótica ciudad.

Querido lector, entendemos que cuando estás en el metro o en el autobús, lo último que quieres es hablar con alguien y sólo piensas en llegar lo más rápido a tu destino. Pero el camino es largo y no falta el godínez roncando en el asiento, la señora con los hijos inquietos, los vendedores ambulantes…

Entiendo el nivel de estrés que manejas, ya sea de ida o de regreso, hemos creado una playlist de lo más suave, con canciones que no te provocarán dolor de cabeza y te harán sentir como si estuvieras flotando en pleno transborde de Tacubaya.