TXT :: Ximena Arroyo

Estamos en agosto,  septiembre aún se ve lo suficientemente lejos como para no preocuparnos de él por ahora; nos falta primero terminar de asimilar cómo terminamos este semestre… después tal vez disfrutar las vacaciones de verano con nuestra panzota al sol, o si eres godín… nada, sólo seguir con lo tuyo día tras día, odiar los lunes, orar por los viernes y así.

Pero cuando llegue el mes de septiembre, una espera de tres años por fin llegará a su fin: Tame Impala volverá a nuestro país.

En 2011 se presentaron por primera vez en México: el serio, pulcro y militar Campo Marte se llenó de un contraste compuesto de visuales psicodélicos y olor a marihuana. En ese entonces los australianos eran muy poco conocidos por lo tanto el público fue reducido pero muy feliz.

En 2013 hicieron aparición en el Vive Latino; de igual manera, por esta época eran pocos los privilegiados de conocer a esta banda al 100%, pero el público que llegó temprano para apartar su lugar para la el acto siguiente (Blur), quedó atónito ante un Kevin Parker -que ese día iba súper enfermo, hasta se podía ver la cubeta que tenía a su lado, just in case-,  quien con sus guitarrazos, sintetizadores y voz se ganó la ovación del respetable y muchos, muchos nuevos seguidores. Esto se pudo ver ya que ese mismo año se presentaron en el ex-José Cuervo Salón y este se encontraba lleno a su máxima capacidad.

Desde ese año el público mexicano parece que los ha extrañado, suenan en todas las fiestas posibles, los jovencitos se ponen sus playeras, comparten sus canciones en todos lados… y bueno, se crearon falsas esperanzas de que vinieran pronto; en 2015 estábamos casi seguros de que formarían parte del cartel del Corona Capital y con una gran decepción vimos que no fue así, perdimos la esperanza y no creímos que fuera posible verlos.

Lo anterior debido a que Kevin Parker, Dominic Simper, Jay Watson, Cam Avery y Julien Barbagallo siguen promocionando Currents, el tercer álbum de estudio de la banda mismo que crítica y público amaron. La fusión del pop psicodélico, el toque ochentero y el synthpop de este álbum ha logrado colocar cinco sencillos en las listas de popularidad mundial. Sólo en este 2016 se presenta en lugares como Holanda, Bélgica, Francia, Dinamarca, Noruega, Suecia, Alemania, Manchester, Londres, Bogotá, Sao Paolo, Lima, Buenos Aires, Santiago de Chile, Nueva York, Columbia, Berkeley y Milán,  uufff… ¿Estos muchachitos no se marearan de dar tantas vueltas?

Pero ¡por fin! pudieron confirmar su presentación en el Palacio de los Deportes este 8 de septiembre. Esta noticia creó gran conmoción en las redes sociales, todos compartieron el cartel del concierto, los usuarios de Facebook etiquetaban a sus amiguitos en los comentarios de OCESA o demás –Juanita Pérez: Lupe tenemos que irs. Lupe: Obvio si amix, estaremos presentes-. Y esa situación se replicó por 656895 veces.

tame impala

Pero ¿Qué ha pasado desde la noticia? ¿Era más palabrería que nada? Han pasado tres meses de que salieron a la venta los boletos y no se agotaron en el primer día como varios pensaban. ¿Por qué? ¿Nuestra ciudad estará plagada de fans posers? ¿Será la economía? ¿Se llenará el Palacio de los Deportes? 

No lo sabemos, ni si quiera sabemos si se van a vender todas las playeras y tazas conmemorativas ¡Que angustia! 

Hasta entonces lo único que puedo hacer -porque soy súper buena onda- es dejarles una setlist que hice rastreando las presentaciones que han tenido en la gira y esta parece ser la que más probablemente disfrutarán muchos jóvenes (en estado lisérgico) el próximo 7 de septiembre del dosmil dieciséis:

Let It Happen

Mind Mischief

Why Won’t They Talk to Me?

It Is Not Meant to Be

The Moment

Elephant

Yes I’m Changing

The Less I Know the Better

Eventually

Alter Ego

Oscilly

Why Won’t You Make Up Your Mind?

Apocalypse Dreams

Feels Like We Only Go Backwards

New Person, Same Old Mistakes

En fin, si están leyendo esto y se dicen ser “fans empedernidos”, espero que no pierdan la oportunidad de ir y experimentar en vivo, y sin grabar malos videos desde su celular, la música de estos individuos.