Una reseña de Sebastian Blendl

Hace ya 5 años que Joe Newman me dejó pegado a los auriculares con su alborotadora y a la vez excitante voz en el disco debut An Awesome Wave, y hoy, a 4 días del estreno del tercer disco de estudio de Alt J Relaxer, parece que necesitaré un psicólogo…

Tienes que sacarlo desde la raíz. Firme. Y tienes que decir “sufrimos”.

Todos lloramos con la trágica historia de amor contada en el videoclip del sencillo “3WW”, que por cierto fue filmado en tierras mexicanas. La canción, cuya textura resulta cuasi cinematográfica, nos enchinó el cuero con esa guitarra acústica que está constantemente desafiándonos y recordándonos que, en efecto, sufrimos… Y ni hablar de la variación tímbrica de las voces de Gus Unger-Hamilton, Joe Newman y Ellie Rowsell que nos adentran en un viaje sonoro por sí mismo en donde encontramos paz, coraje y hasta sensualidad.

Supuse que el llanto iba a permanecer el disco entero hasta que me topé con canciones como “In Cold Blood”, que fue presentada como segundo sencillo conducida por un extraño videoclip narrado por el mismísimo Iggy Pop, y la furiosa y nerd “Hit Me With That Snare”, que con sus diálogos en japonés y su tinte pseudo punketo hicieron que moviera la cabeza de forma violenta. (¿Alguien más escucha un poco de The Piper At The Gates Of Dawn en ella?)

¿Se acuerdan de “Warm Foothills” del This Is All Yours? (Si no la conoces es buen momento para hacerlo) Recuerdo que al escucharla me enamoré profundamente de la voz de Marika Hackman, y para mi fortuna volvemos a escucharla en “Last Year”, una de las canciones obligatorias para los amantes del “folk moderno”.

Son muchos los ingredientes de RELAXER que lo hacen atrevido, la sección orquestal a cargo de la London Metropolitan Orchestra, la portada derivada de un videojuego japonés llamado LSD creado por Osamu Sato, sus múltiples influencias musicales que recorren desde lo barroco hasta el denominado folktronic y por su puesto el “rearreglo” de la tradicional canción folkera “The House Of The Rising Sun” donde la banda decidió modificar secciones de la letra y hasta la adaptación de un tema de Hans Zimmer para “Adeline”.

Esperamos un buen rato para que estos “intelectuales” nos demostraran que no sólo vienen de visita, y con su tercer disco de estudio se consolidan como una banda que busca proponer y, que evidentemente, es ambiciosa. Es el calor de sus letras y el poder de sus armonías las que nos hacen entrar en un mundo donde el aire que se respira puede resultar tortuoso por momentos aunque siempre garantizando que nos veremos obligados a encontrarnos en un punto de reflexión personal del cual no saldremos hasta que la última canción sirva sus últimos acordes.

Aquí el video de “In Cold Blood” y “3WW”:


¡Gracias, Alt J!

 

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here