Por Jesús Chavarría

Debido a su condición, fueron humillados, despreciados y hasta torturados. Para ellos las cosas marcharon muy muy mal durante mucho tiempo, sin embargo, el entorno infestado de prejuicios, ignorancia y crueldad, además de brindarles dolor, los llevó al límite y les dio las herramientas para cambiar las cosas. El tiempo de revancha suele llegar tarde o temprano, y entonces aquellos que abusaron tienen que sufrir.

ROCKET RACCOON, EL LADO FÚRICO DE MARVEL

Sin duda, Guardianes de la Galaxia resultó ser la gran revelación del universo fílmico de Marvel, además de una de sus propuestas más arriesgadas. Y es que no solo retoma a un grupo de personajes algo segundones dentro de los cómics y prácticamente desconocidos fuera de ellos, sino que además requirió darle verosimilitud a un árbol viviente que solo sabe decir si “Groot” y a un mapache parlante. Afortunadamente las cosas salieron mas que bien, al grado que fue precisamente este último, uno de los personajes que como consecuencia del éxito de la película, estrenó su propia serie regular y además realizada por una de las fulgurantes estrellas recientes del mundo de las viñetas. Se trata de Skottie Young, cuyo estilo tipo cartoon apuesta por una retorcida expresividad disfrazada de diseños casi infantiles, que parece haber nacido para potenciar las posibilidades de las aventuras del resentido y pequeño mapache, que fuera alterado genéticamente, con tal de dotarle de una lúcida y casi malévola conciencia, y a quien aquí vemos en su furioso deambular por extraños planetas, portando armamento de un tamaño inversamente proporcional a su estatura, plantando cara a disparatados extraterrestres, y de vez en cuando encontrándose con su amigo Groot. Se trata de una genial, extravagante e irónica aventura espacial con aire a clásico de fantasía, y fuertes dosis de humor negro. De lo mejor de Marvel en los últimos años.

image2 image3

BIG MAN PLANS, TE PONDRÁ DE RODILLAS

Debido a su pequeña estatura, desde niño supo lo que era el maltrato y la humillación, algo que solo empeoró conforme se convirtió en un adulto. Por si eso fuera poco, la trágica desintegración de su familia y su paso por los orfanatos solo le enseñaron a revertir el sufrimiento propio, hasta hacerlo estallar en la cara de los demás, capacidad que se vio incrementada al ser reclutado por una oscura división del ejército de los Estados Unidos. Ahora, se ve obligado a enfrentar aquel pasado y está listo para incendiarlo todo. Es un hombre con un gran plan, la retorcida obra de Eric PowellThe Goon-, el nuevo enfant terrible del cómic norteamericano, que desarrolla una historia de venganza ubicada a finales de los setenta, que recorre los caminos más retorcidos de la tortura y el sadismo. El protagonista no busca ni obtiene redención, es tan cruel como aquellos a los que está dando cacería, y transpira un patetismo despreciable. Es a eso que juega el relato en general, que en base al contraste de la sugerencia deslavada y las imágenes más explícitas, resulta morbosamente seductor, desagradable, intenso y al mismo tiempo difícil de dejar de leer. Un estupendo título traído a México por Editorial Panini, indispensable para aquellos que gusta del gore más sobrio y el drama con reminiscencias al pulp, con una narrativa brillante, cierto trasfondo patológico como sustento y trazos por momentos sucios y alevosos.

image6 image5

HOWARD THE DUCK, ENOJADO OTRA VEZ

A este sujeto, en realidad el mal humor le vine por naturaleza, solo que este empeora debido al racismo de especies con el que tiene que lidiar todos los días. Y es que Howard es un Pato proveniente de otra dimensión que está atrapado en nuestro mundo y hace lo posible para sobrevivir a nuestra curiosa cotidianidad, lo cual no es poca cosa. Creado por Steve Gerber, esta disparatada criatura ha sido traída de regreso al cómic por Chip Zdarsky, quien sin traicionar la escénica del concepto, le pone su propio sello apostando por convertirlo en una irónica reflexión del conformismo crónico, el tedio como estilo de vida y la falta de sentido común. Las ilustraciones de Joe Quinones, no podían ser mejores, en cada secuencia de trazo contenido, se plasma y enfatiza el humor cínico de una aventura detectivesca, que lleva a nuestro querido amigo emplumado a desenmarañar el robo perpetrado por la mismísima Black Cat. Humor adulto y sofisticado dentro del universo Marvel, es algo que no se ve todos los días.

image8