Por segunda ocasión consecutiva en el transcurso de dos semanas, Spotify enfrenta una demanda por parte de un artista que acusa a la compañía a la compañía sueca de infringir los derechos de autor.

De acuerdo con Los Angeles Times, la artista Melissa Ferrick acusó a Spotify de subir su música a la plataforma sin haber registrado correctamente su trabajo. consecuentemente, Ferrick ha solicitado $200 millones en daños, situación que hace menos de dos semanas se suscitó con David Lowery, líder de Cracker y Camper Van Beethoven.

De acuerdo con Ferrick, sus canciones han sido reproducidas casi un millón de veces desde que se volvieron disponibles en la plataforma, situación que se suscita en tiempos difíciles para Spotify, pues recientemente la compañía establecida en Estocolmo ha tenido que adaptarse debido a que artistas como Taylor Swift retenían su música de la plataforma.

Incluso se ha comentado que Spotify consideraría lanzar álbumes exclusivos para suscriptores premium, tal como Tidal y otras plataformas lo han implementado. [m]