#SangreDeMetal por Luis Jasso

En los tiempos de la Casa de Cultura Luis G. Basurto, coloquialmente conocida como “La Pirámide”, me gustaba meterme al slam. Alguna vez, cuando vino Pantera con Type O Negative al Palacio de los Deportes lastimé sin querer a un chavo que pesaba como 40 kilos menos y medía como 20 cm menos que yo, así que decidí no hacerlo más. Estaba grandote y muy gordo, no era necesariamente uno de esos simios malotes que se meten al slam a lastimar, a tirar puñetazos y codazos y patadas, no, era chocar contra otros, medio bailar antes de encontrarte contra otro cuerpo, empujar, pero si pesas 120 kilos y chocas contra alguien de 65 kilos, mal parado, lo lastimas.

Supongo que el karma tiene sus métodos, habría buen debate al pensar que antes de mi, la ley de Murphy podría haberle cobrado a muchos otros, pero no fue así. Era un 8 de abril del 2008, Ozzy cerraba un mini festival que incluyó además a Black Label Society y a Korn y que reunió apenas a veintitantas mil personas en el Foro Sol. Esa era la segunda vez que el “príncipe de las tinieblas” tocaba en México y por segunda ocasión, ante un escenario a medio llenar. En agosto del 95, cuando debió haber explotado en el Palacio de los Deportes, la concurrencia alcanzó ¾ del recinto, pero no lo llenó.

Los que no son trues podrán entender que alguien de 37 años se metiera al slam en “Paranoid”. Sí, es una canción que difícilmente se antoja para tal acción, sobre todo en la mente de los que al nacer, cuando el Dr. les dio una nalgada para que respiraran, en lugar de llorar le gritaron de vuelta el aguerrido y clásico “esleyeeeer”, pero yo me metí al slam por última vez en mi vida, en esa canción, en esa fecha, con el ya para entonces estrella de reality show, Ozzy Osbourne, en el escenario. Y me rompí un pequeño hueso muy cercano al omóplato que me obligó a pasar por el quirófano y luego por una larga, dolorosa y tediosa rehabilitación. Ah, y aprendí además el verdadero significado de dolor, porque en el previo a saber que me había roto ese huesito lo que estaba claro era que me había dislocado el hombro. Colocarlo de vuelta duele, mucho, incluso con una inyección previa de anestesia duele, duele mucho.

Pero Ozzy puede venir y no llenar los recintos en los que toca y no pasa nada, porque es Ozzy. Que no se tome esto como sarcasmo, es la verdad. Los asientos vacíos significaron que ese número de personas se perdieron la oportunidad de atestiguar a una leyenda, nada más.

Previo al concierto del Foro Sol me tocó traducir una conferencia telefónica con él. Curiosamente, aunque arrastra las palabras, se le entiende muy bien. Es tan carismático como parece y tan volátil como se dice. Le preguntaron por qué no estaba en tiendas el entonces disco nuevo, Black Rain. El cuestionamiento lo tomó desprevenido, el asumía que el disco estaba a la venta en todos los países en los que tocaría porque, al final del día, los conciertos solían hacerse para impulsar la venta de discos. El suyo no estaba disponible en México. Del otro lado de la línea se le escuchó tartamudear, balbucear un poco hasta que nos regaló la bellísima anécdota: “Sharon –gritó- ¿por qué chingados no está disponible en México el puto disco, para que chingados voy a ir a hacer un concierto si no existe el disco?”. Se escuchó una voz de mujer que algo le decía, se disculpó con los reporteros por la pausa y continuó la entrevista: “putos sellos discográficos son una mierda”.

Mal haría uno si esperara un concierto con la voz del cantante a tope, probablemente no sucederá, pero seguramente miles saldrán del Hell and Heaven con ganas de llegar a los 69 con la estamina de Ozzy. Es un showman, uno de los mejores y vendrá cargado de grandes clásicos, y eso será lo importante. Yo critiqué mucho su presentación en Wacken 2011 y ahora agradezco la oportunidad de volverlo a ver. No se trata de la gran voz sino de la gran leyenda que es, y eso vale cada centavo invertido en irlo a ver, aunque más que cantar le ladre a la luna; no ir sería el mayor pecado.

Hell and Heaven Fest 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here