TXT: Diego García 

Como cada año, a finales de octubre y a inicios de noviembre, llega el momento de recordar, de levantar altares con los cuatro elementos para aquellos seres que nos dejan. En la música también se presenta como una oportunidad para elaborar las clásicas listas de aquellos músicos que han partido a un lugar somewhere over the rainbow y a la que cada año se suman más y más artistas (como David Bowie, Juanga o Prince), así como de bandas que nunca más podremos ver juntas por la muerte de alguno de sus líderes o emblemas tales como The Beatles, Nirvana, o Soda Stereo, y muchas otras.

Sin embargo, hay una fuerza extraña (o moda, o necesidad económica) que recientemente ha hecho posible lo imposible, y ha vuelto en los últimos años a reconciliar lo que parecía irreconciliable. Bandas como Zurdok, Caifanes, The Stone Roses, Guns & Roses o The Libertines, que parecían destinadas al cementerio nostálgico de discos, han vuelto a aparecer con giras, y hasta con amenazas de nuevos discos.

En Marvin, creemos en los milagros musicales, e hicimos una lista con bandas que aunque hayan perdido algún miembro, quedan aún esperanzas de que se reúnan, bandas a las que vale la pena prenderles una velita, dedicarles una oración, para que pronto, (el próximo año tal vez) anuncien su reconciliación y su regreso a los escenarios.

Porque en la vida todo es remediable, excepto la muerte….

 

OASIS

Mucho se ha rumorado de un posible regreso de la banda inglesa, que se separó por una pelea absurda entre los hermanos Gallagher en 2009. Si a los rumores se le añade el estreno de su documental Supersonic, producido por el equipo de Amy, todo parece que será cuestión de tiempo, y de cheques, para verlos otra vez en el escenario. Sólo hace falta un “pequeño detalle” para el posible reencuentro: que Liam -que hace poco contestó categóricamente con “Fuck Oasis” a las preguntas sobre su reencuentro- acepte.

 

 

PINK FLOYD

No ha pasado ni un mes que Roger Waters, bajista de la legendaria banda de rock progresivo, viniera a México con un espectáculo impresionante. Y aunque nos dejó satisfechos, la simple idea de un reencuentro entre Gilmour y Waters nos pone los pelos de punta. Si bien en 2015 David Gilmour y Nick Mason declararon que el grupo está disuelto definitivamente, nos queda la esperanza de que logren limar sus diferencias como ya ocurrió en 2005 cuando tocaron cuatro canciones en el Live 8 en Londres. La esperanza debe ser lo último que muera.

 

LED ZEPPELIN

El caso es que el baterista John Bonham subió las escaleras al cielo, pero aún queda su hijo Jason Bonham, quién tocó con Jimmy Page, Robert Plant y John Paul Jones en 2007 en una reunión por vez primera en 27 años. Jason llegó a declarar que cree que volverán a tocar juntos, y aunque es cierto que no es miembro original, una vela ha quedado encendida desde entonces y no habrá viento que pueda apagarla, más que aquel de la muerte.

 

THE KINKS

Desde el 2014 se habla y se habla del reencuentro de The Kinks, y… nomás no. Ray Davies ha comentado que le gustaría comenzar a trabajar con Dave Davies en lo que sería su nuevo material desde el Phobia de 1993. Si bien, entre los dos hermanos tienen un historial de peleas, en 2015, durante un show de Dave en el Assembly Hall, invitó a su hermano al escenario. Esto es lo más cercano a una reunión que ha habido en mucho tiempo, pero esperemos el famoso reencuentro se haga realidad, de una vez por todas.

 

 

THE SMITHS

There is a light that never goes out… hasta que se apagó. Unas semanas antes de que lanzarán su disco Strangeways, Here We Come, Johnny Marr abandonó la banda sorpresivamente. Sus razones habían sido su desencanto con la prensa, la industria y sus propios compañeros, hecho que propició la desintegración de una de las bandas más importantes de los ochenta. El hecho de que tanto Morrisey como Marr siguen activos musicalmente, y de que el próximo año se cumplirán treinta años de su separación puede ser una señal positiva. Contras: ya hubo ofrecimientos de cincuenta millones, que fueron declinados, por lo que deberá haber algo más que dinero sobre la mesa para hacerlos volver.

 

 

 

GENESIS

Apenas en junio de este año (2016) Peter Gabriel re reunió con los miembros originales primera vez en 40 años para filmar un documental que la cadena BBC. El encuentro con el baterista y pianista Phil Collins, así como con el guitarrista Steve Hackett, el bajista Mike Rutherford y el tecladista Tony Banks ha abierto la especulación de una gira el próximo año. Tanto Phil Collins como Peter Gabriel han declarado que hay una pequeña posibilidad. Si ya dos tipos muy complicados como Axel y Slash pudieron dejar sus diferencias para una gira, ¿por qué no esperar lo mismo con Peter Gabriel y Phil Collins? ¿Por qué no soñar con el regreso de una leyenda de los 70 como Genesis?

 

 

HÉROES DEL SILENCIO

Fue en 2007, once años después de su “último” concierto en Los Angeles que la banda española regresó con una gira mundial de despedida que abarcó diez shows. En 2013 sacarían un comunicado de prensa en el que declararían que “hemos decidido, de momento, aparcar este proyecto conjunto.” Sin embargo, ya antes Joaquín Cardiel, Pedro Andreu y Juan Valdivia habían expresado su deseo de volver a reunirse, y que lo único que faltaba era, imprescindiblemente, Enrique Bunbury. Sin embargo, somos necios, y sabemos que después del “final” siempre queda el encore, y la posibilidad de que una banda salga a tocar “otra”, “otra”, y “otra”.

 

THE WHITE STRIPES

El genio detrás de The White Stripes, es indiscutiblemente Jack White, quien además de tocar en The Death Weather y The Raconteurs, ha hecho una carrera como solista dejando gran material (como prueba Lazaretto). Sin embargo algo pasaba cuando tocaba con Meg, algo que ninguno de los proyectos de Jack ha logrado igualar. Solo que hay dos obstáculos: Jack ya declaró que no hay posibilidad alguna de una reunión. El otro obstáculo, es la revelación de que Meg padece un severo caso de miedo escénico, sí, miedo escénico. Por lo cual tendremos que esperar a que Jack cambie de opinión, y Meg supere su miedo.

 

SEX PISTOLS

No son precisamente ni los mejores músicos, ni la sensatez andando, pero los Sex Pistols tienen una presencia que arde, que quema, que es incómoda, y atrae a las mazas. Desde que se separaron en 1978, se han reunido en varias ocasiones, la última en 2008. En 2012 rechazaron una oferta para reunirse a tocar en los Juegos Olímpicos de Londres. Y apenas este año, el 7 de agosto para ser más preciso, se reunieron el baterista Paul Cook y el bajista Glen Matlock, dos de los miembros fundadores de Sex Pistols en el pub The Boogaloo. Si The Libertines están de vuelta con todo y Pete Doherty, ¿por qué no esperar lo mismo de Sex Pistols con todo y Johnny Rotten?

PIXIES CON KIM DEAL Y RED HOT CHILI PEPPERS CON JOHN FRUSCIANTE

Caray, que difícil es ver como una gran banda se separa, estando aún con tanta vigorosidad. Pixies para nada ha muerto. Incluso acaban de lanzar un nuevo albúm. Pero la verdad de la verdad, se extraña a Kim Deal. Y no es que Head Carrier no sea un buen álbum, pero no es para nada Doolitle. Aunque le cueste reconocerlo a Black Francis, su mejor época como banda fue con Kim, y aunque haya encontrado a Paz Lenchantin, quién le ha dado un nuevo estilo, viejos hábitos no mueren.

Y qué decir de los Red Hot Chili Peppers, quién este año sacaron un excelente trabajo titulado The Getaway con Josh Klinghoffer en la guitarra. Y aunque la nueva etapa de la banda es muy prometedora, en algún futuro ojalá pueda reintegrarse John Frusciante que en su carrera como solista tampoco le ha ido nada mal.

 

¿Y a ti que bandas te gustaría volver a ver reunidas? [m]