Tras la muerte de Prince a principios de este año, su residencia y estudio, Paisley Park, pretendía convertirse en un museo. No obstante, un nuevo destino le ha llegado a la icónica propiedad del difunto músico y guitarrista.

De acuerdo con TMZ, puede que la propiedad de 60,000 metros cuadrados, la cual se integra por un estudio de grabación, un foro de conciertos, y una bóveda llena de material inédito de Prince, sea puesta a la venta próximamente.

Los albaceas de las propiedades de Prince han realizado una petición a la corte de Minnesota para vender algunas propiedades del músico, incluyendo Paisley Park. Tras la petición también contrataron a un valuador de bienes raíces y pretenden vender la propiedad en una cantidad cercana a $7 millones de dólares. No obstante, TMZ también ha reportado que múltiples miembros de su familia están en contra de estos planes y “harán lo que sea posible para bloquear a los administradores”.[m]